martes, 7 de julio de 2015

¡Un nuevo Integrante, un nuevo Hogar!

¡Hoy vengo a escribir grandes novedades!


     Estando en Perú nos movimos cercanos al mar para contrarrestar los 100 días de altiplano boliviano, hasta llegar a Nazca (o Nasca, ambos son aceptados) donde encontramos a Edgardo, un excelente anfitrión de CouchSurfing que nos permitió instalarnos y relajar todo lo que necesitábamos y más!

     En eso planeamos ir a buscar trabajo en Cusco (o Cuzco) para reponer nuestros fondos que ya se estaban agotando. Y fue entonces que el Universo nos mostró que nuestro planes a futuro no valen nada... Caminando una tarde de viernes por las calles de Nazca como había hechos decenas de veces en los anteriores 10 días nos topamos con una Kombi VW con un cartel de "SE VENDE".

LA PRIMERA FOTO QUE SACAMOS, CON LA QUE NOS ENAMORAMOS

     Como habíamos hecho muchas veces antes, enviamos un mensaje de texto preguntando el precio por pura curiosidad. Y cuando nos llegó la respuesta, nos pareció un número tan bajo que empezamos a soñar. Después notamos que habíamos pensado en pesos bolivianos y no soles peruanos (lo que duplica el precio), pero ya era tarde: seguía siendo un buen número y los sueños volaban alto.


     Aprovechando que en la casa de Edgar había justo una pareja argentinos viajando en Kombi, fuimos a verla el Sábado por la mañana. El consenso general es que estaba en muy buen estado de chapa, que al motor se lo oía bien, que el chasis estaba impecable, que todo parecía seguir siendo original. Pero había que llevarla al mecánico, ya que estos son lo únicos que te cuentan la verdad verdadera (o eso dicen).


     Domingo nos hicimos la cabeza. Nos imaginas viajando, viviendo, estando ahí dentro.

     Lunes por la mañana la llevamos al mecánico, le midieron la presión de aire de los cilindros (que hoy ya aprendí que no implica nada en realidad) y nada más. Estaban con una compresión baja, pero que se arregla cambiando los anillos (o aros) y listo, y que agrega un considerable número al precio final de compra. ... Ya era tarde para nosotros, nos habíamos cebado mucho con comprarla, veníamos hablando de tener una casita rodante hacía muchos días antes, la teníamos al alcance dela mano. Y decidimos comprarla!


     Por temas burocráticos un turista que quiera hacer un contrato en Perú necesita una autorización, que se tramita sin grandes complicaciones en Migraciones y que cuesta S./ 16 (dieciséis nuevos soles). Entonces Martes al mediodía me embarqué en un viaje relámpago a Lima con dos objetivos: conseguir la autorización de compra sellada en mi pasaporte; y visitar un mecánico para organizar hacerle los arreglos necesarios a la Combi. ¡ÉXITO ROTUNDO! Fue un viaje de 36 horas, de las cuales dormí 5 y estuve viajando, en la ruta o en camiones otras 20.

NO LA PODES CREER, ¿NO?

     Entonces, el Jueves 25 de Junio de 2015, una semana después de haberla visto por primera vez, Julia y yo nos hicimos dueños de ella, "El Causita", una combi brasilera de 1986 preparada para transporte de pasajeros, pintada de color café y con espacio para ser nuestro hogar por mucho kilómetros por venir.

CON LAS LLAVES Y EL TITULO D PROPIEDAD


     Ahora estamos en Lima, esperando a Rolly, el mecánico, para hacer las reparaciones que necesitamos para poder viajar y vivir en Ella por muchos años por venir.


¡Nos vemos por la ruta! ¡¡¡Ahora desde otra perspectiva!!!

No se olviden de ser felices, que el Universo siempre conspira a nuestro favor!