Los primeros pasos

     Empezamos a viajar con Julia. A largo plazo nuestra idea de viaje es recorrer Bolivia, Peru y Ecuador, y desde ahí ver si navegamos por el Amazonas hasta el Atlántico. Y para empezar, hay que salir del País.

     Nuestro primer objetivo es cruzar la Argentina de Este a Oeste para visitar el desierto de Atacama, y para eso el primer tramo de viaje era ir desde la ciudad de Resistencia hasta Salta Capital. Y según lo que vamos hablando, este iba a ser el tramo más largo también, porque queremos hace tramos cortos a dedo y poder visitar mucho de los pueblos y lugares por el camino evitando el pasar de largo por lo más real de cada lugar.

A MINUTOS DE SALIR
     Salimos el Viernes por la mañana de la casa, mochilas al hombro en el auto de Graciela. Antes de ir hasta Presidencia de la Plaza, a donde nos había ofrecido alcanzarnos, fuimos a despedirnos del sobrino de Julia y de sus padres. En la Estación de servicio de Plaza comimos el último almuerzo los tres juntos y presenciamos como empezaba la magia. En los primeros minutos en la Estación conocimos a Emiliano y Ramiro, dos salteños que volvían de sus vacaciones en Corrientes, y mientras las chicas hablaban del viaje, yo aún no se como, Emi con la mejor onda nos ofreció a quedarnos en su casa unos días aprovechando que él estaba solo. En su auto no nos podían llevar con lo cargados que estaban.

     Empezamos el periplo de hacer los 800 kilómetros que nos separaban de nuestro destino con una pareja que nos alcanzó hasta Saenz Peña, a unos 60 kilómetros. Al final del día terminamos viajando en cuatro vehículos, de los cuales excepto el primero eran todos trabajadores que iban o volvían de trabajar. Hicimos 350 kilómetros en 6 horas y 15 minutos. Nos dejaron en Monte Quemado, un pueblo que está aproximadamente a mitad camino en la Provincia de Santiago del Estero, donde pedimos asilo para montar nuestra carpa en el Destacamento de Gendarmería, e incluso pudimos hasta ducharnos.

     A la mañana siguiente, el Sabado 17 de Enero, salimos temprano para llegar a Salta antes que Emi tuviera que irse a su casamiento, y veníamos con un buen promedio de velocidad, entre los 2 autos y el camión que nos alcanzaron hasta la estación de El Galpón. Ahí nos agarró la lluvia, que nos obligó a refugiarnos para no mojarnos evitando que pidiéramos dedo en a ruta, y que parecía desmotivar a los conductores a entra a cargar nafta. De todos modos se había cortado una fase de la electricidad, lo que hacía que los surtidores no funcionaran, y con eso al menos se creó un variopinto grupo de gente compartiendo charlas y mates hasta que cada uno decidía partir.

JULIA EN UNA DE LAS TANTAS PARADAS

     Al parar la lluvia Julita salió a la ruta y en menos de 2 minutos DOS habían frenado. Un auto que iba hacia el sur, y un camión que nos aceraba bastante, pero solo después de tomarse una ducha. Jose, el camionero, nos dejó en la rotonda que es la entrada hacia Salta, y de ahi entramos rápidamente a la ciudad.










     Emiliano nos esperaba con los brazos abiertos y las piernas apuradas, así que en cuanto nos mostró la casa y nuestro cuarto, salió disparado a su casamiento. Y nosotros nos dimos nuestra bien ganada recompensa de cerveza y empanadas salteñas.













Nota Final: Julia nunca había viajado a dedo, y demostró ser una autostopera nata!


Comentarios

  1. excelente primeros pasos para Julia!!! les deseo Buenas rutas chicos! un abrazo grande!!
    Nati O.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Como salir a la ruta en una Moto de 110cc (presentando a Julieta en sociedad)

En Moto por la costa Patagónica! Uniendo Ushuaia con Viedma!

Noruega 1/2: los primeros días hacia Lindesnes Fyr