viernes, 1 de marzo de 2013

Lo dije y lo repito: Ponerse al Día es IMPORTANTE!

     Un año después de mi última publicación en este blog vuelvo a verme obligado a ponerme al día primero, para poder empezar a usar esto como un diario donde cuente mis pericias actuales y no siempre hablando en pasado...
     Les tengo que contar todo lo que me pasó en un año, un año espectacular, lleno de nuevas experiencias e historias. Así que le hago la aclaración temprana que van a quedar lagunas y amigos sin mencionar... y espero que nadie se sienta ofendido... que hoy no escriba de algo no implica que se borre de mi memoria.

----------------------------------------- ( · ) -----------------------------------------

     La última vez les escribí desde Midelt, un pueblo en el centro de Marruecos. Había llegado con unos amigos de ruta encontrados en Azrou y con ellos continué hasta la ciudad de Merzouga en las puertas del desierto del Sahara. Hice el descanso y el turismo indicado, incluyendo el paseo en camello y la noche en la jaima; y me junté con Sayuri con quien seguiría viajando hasta casi el final de mi odisea Marroquí. Fuimos directo a la Garganta de Toghra donde en lugar de 2 días nos quedamos 8; y continuamos a la garganta vecina del Dades. Remontamos dicha garganta parando a dormir en 3 lugares paradisíacos y haciendo algunas caminatas soñadas. Luego vino la gran aventura de cruzar los Altos Atlas a dedo, conociendo aquellos pueblos como Imilchil, que solo quedan para los turistas aventureros, y llegando a Marrakech pasando por la espectacular Cascada de Ouzoud y el puente natural de Imi Nifri. Luego para despedirnos antes de continuar por nuestro propios caminos pasamos con Sayuri una semana en Essaouira. Ella volvía a España cruzando el Mar, por lo que su ruta iba al norte. Yo me iba a subir a un avión que me llevara a Bélgica, por lo que mi ruta era dirección sur. Pasando por unas cascadas secas y una playas de surf sin surfista, llegué a Agadir. De esta ciudad me tomaría el avión y así terminaría con mi travesía de dos meses y medio por Marruecos.

     Con Phillipe, mi viejo, disfruté 2 semanas de vacaciones por Bélgica y Francia, visitando lugares y familia que yo no conocía. Y después representamos a los Lobert sudamericanos en el casamiento de mi primo Amaury. También, mientras paseábamos por acá y allá, estuve negociando y definiendo lo que sería la parte más importante del último año: un trabajo! en un hostel!

     Me instalé en la ciudad de Toledo (Castilla - La Mancha, España) para trabajar en la puesta en marcha y los primeros meses del Oasis Hostel Toledo. Y mi experiencia estuvo separada en 4 etapas. La primera empezó el día de mi llegada en los primeros días de Mayo del 2012 hasta mediados de Junio y consistió en trabajar de tarde en los fines de semana de recepcionista del Hotel Imperio, el nombre anterior que tenía el establecimiento. Luego vino el mes de obra, donde además de tirarme trabajando un horario de sol a sol, me paseé por la tareas de "encargado de hotel", "especialista en redes", "técnico en CCTV" y "che-pibe". Divertido de verdad.
     Las otras dos etapas ya pude disfrutar de mi profesión actual: Recepcionista de Hostel. Inauguramos el 6 de Julio y por 6 meses funcionamos como cualquier hostel abiertos 24 horas. Y yo repartía mi tiempo, de 40 horas semanales más horas extras, entre la recepción y tareas varias de mantenimiento, redes, video, encargado, administrativo, y "che-pibe" (para quien no lo sabe, el "che-pibe" es aquel que en las empresa argentinas se le piden cosas al grito de "Che! Pibe! Andá a la esquina y mirá si llueve", por ejemplo).
     La última etapa fue al empezar el nuevo año 2013 cuando nos reestructuramos para no abrir las 24 horas del día y trabajar más como un B&B. Y formé parte de este nuevo método de trabajo hasta el final del contrato el 19 de Febrero; que por decisión propia no renové. Me pareció que había llegado el momento de volver a la ruta.

     Y para que no parezca que solo trabajo fue mi vida toledana, hablemos de la parte social.
     Desde que llegué a Toledo estuve en una constante exploración de la ciudad: su historia, sus lugares, sus secretos, sus bares y sus habitantes. Me vinieron a visitar amigos y amigas desde Argentina hasta Japón. Y encontré lo que sería mi primer hogar, el Jacaranda. Y también encontré compañeros con quien salir a escalar y disfrutar de los montes.
     Poco tiempo después de haber estabilizado mi vida laboral, a mediados del mes de Septiembre para ser exactos, descubrí lo que le daría mayor alma y vida a mis tiempos libres en Toledo: el baile del Swing! El Hostel se llenó con grupos de bailarines que venían de Madrid y otras Ciudades españolas al "Lindy-Hop Exchange". Estas excelentes personas me motivaron, me invitaron, me enseñaron un poco, y me presentaron a mis profes: Dani y Micky. Y a partir del primer momento que pude empecé mis clases semanales y consecuentemente aumenté mis visitas a Madrid buscando las fiestas para bailar que en Toledo <aún> no se encuentran.


----------------------------------------- ( · ) -----------------------------------------


     Y el miércoles pasado, el 27 de Febrero, tuve mi fiesta de despedida de Toledo, en mi primer hogar y con los nuevos integrantes de mi familia. Y hoy es Viernes 1º de Marzo del año 2013 y estoy sentado en la sala común del Hostel actualizando el Blog que todo esperamos se mantenga actualizado de manera más seguida.


No se olviden de ser felices! Y bailar Swing te pone una sonrisa en la cara!!!
Gracias a todos lo que hacen esta magia posible.

Besos y Abrazos para todos.

Martin "il ballerino" Lobert



¡Nos vemos por el mundo!






No hay comentarios:

Publicar un comentario