Girona: la improvisación de querer viajar

     Mi viaje había empezado hacia ya más de 4 meses y medio. Pero suman casi 3 de esos meses los días entre Barcelona e Ibiza, y a mí me picaba el culo de la ganas de viajar. Así que al volver al.continente me quedé en Barna los días que podía aprovechar con Agustín y después del feriado de Octubre (ese que conmemora el principio de la esclavización del continente americano) me tomé un tren.
Girona desde la terraza del Hostel

desde la muralla
     Consulté entre dos ciudades y me dijeron de ir a Girona. Debido a mis retrasos llegué a la tarde con poco tiempo antes de la puesta del sol, así que sólo me daba tiempo a la caminata por la muralla. Es una buena caminata, un lindo paseo, con muchos 'puntos panorámicos' para fotear. Y buen lugar para mate al atardecer. El mate no lo había llevado preparado, pero si tuve mis momentos kodak por ahí,



La Muralla con una de sus torres












El Estany de Banyoles

































Descanso en Banyoles
    Al día siguiente pregunté por algo con más verde, y el recepcionista del Hostel me dijo de ir a Banyoles donde había un estanque que estaba bueno. Así que fui a la terminal y compre el boleto de bus. Al llegar fui a Estany, y empecé a caminar; por suerte me encontré con una oficina de Turismo que me ayudó a ubicarme y me indicó una caminata hacia la montaña que ciegamente decidí hacer. Y me volví muy contento habiendo hecho la prime caminata al aire libre, en montaña, con mucha foto.



El camino al Castell

     Y con el sabor de caminar fresco quise hacer otra antes de volver a Barcelona. Así que al despertar pregunté de nuevo en la recepción, y esta vez una chica me dio dos opciones de senderísmo por ahí cerca de Girona. Salí del hostel para darle una vuelta por el casco antiguo de la ciudad, ver la Catedral, la Iglesia, Los baños árabes, y esas cosas que vemos todos los turistas. Y de ahí arranque la caminata de hora y media de ida al Castell de Sant Miquel que terminé haciendo, que aún con el día nublado y amenazante de lluvia pude hacer todo lo que uno espera de una caminata: ver lindos lugares, respirar aire más puro, sacar fotoz, tomar mate y frenar a descanasar en algún momento del trayecto.
La Catedral y la Iglesia, con Girona de fondo






Comentarios

Entradas populares de este blog

Como salir a la ruta en una Moto de 110cc (presentando a Julieta en sociedad)

En Moto por la costa Patagónica! Uniendo Ushuaia con Viedma!

Noruega 1/2: los primeros días hacia Lindesnes Fyr